jueves, 16 de abril de 2015

Como construir una caja nido para nuestro huerto o jardín con cámara web. Con vídeo explicativo.

¿Quién no gusta del trinar de pájaros en la huerta? Toda una señal de que el ecosistema en nuestro huerto es el correcto.


Y es que pese a que a veces puedan llegar a ser molestos en grandes bandadas o incluso un problema grave, podemos decir a ciencia cierta que si las pequeñas aves que pueblan el cielo de nuestros campos visitan nuestro huerto, es porque en él además de encontrar nuestras deliciosas lechugas y plantones tiernos, buscan insectos y anélidos como nuestras lombrices, imprescindibles junto a la fauna microorganica de mantener el sustrato de nuestros cultivos en condiciones óptimas. De este modo, se convierten en uno de nuestros más fieles aliados a la hora de mantener alejadas las plagas más indeseables.


caja-nido-corcho
Cajas nido realizadas con diferentes tipos de corcho

La fabricación de una caja nido es un estupendo modo no sólo de atraer aves a nuestra huerta, si no además de tener la oportunidad de observarlos y seguir su cría, todo un placer para cualquier amante de la naturaleza.

Herrerillo-Cyanistes-Caeruleus
Herrerillo, una alegría en nuestro huerto
Para su construcción se puede utilizar cualquier madera, si bien hay que tener en cuenta que vale la pena utilizarla de buena calidad para que su durabilidad sea mayor, utilizad por tanto maderas sólidas dejando de lado contrachapados y aglomerados; una buena opción sería la madera de pino, suficientemente resistente y perfecta para trabajarla. Otros materiales óptimos serían resinas, troncos huecos e incluso calabazas, que aportarán un toque de color en el huerto además de impermeabilidad. Pero también podemos utilizar corcho de alcornoque, que además de aportar longevidad y resistencia, es un aislante perfecto para el calor y el frío que tendrán que soportar nuestros visitantes. Conseguir el corcho es muy sencillo, pues si no disponemos de alcornoques, sólo tendremos que guardar los tapones de las botellas de vino que consumamos, teniendo en cuenta que sea corcho natural.



Como hacer una caja nido para nuestro huerto o jardín
 con tapones de corcho.

A la hora de su realización hemos de tener en cuenta el tamaño de su entrada, puesto que dependiendo de su diámetro, será ocupada por una especie u otra. Para los pequeños pajarillos que pueblan la península bastará aproximadamente con unos 2,5 a 4 centímetros, diámetro más que suficiente para el acceso de herrerillos, carboneros, jilgueros que poseen un bonito canto. De esta forma además evitamos la intrusión de visitantes poco deseados en los nidos somo serpientes, gatos y otros.

Jilguero-Carduelis-carduelis
Jilguero bebiendo.

Otros factores que hemos de tener en cuenta son la presencia cercana de agua y alimento, que podemos proporcionarles poniendo un comedero o bebedero en las proximidades de la caja nido. También es importante que quede orientada en la medida de lo posible hacia el sur, pues recibirán más calor y horas de sol, haciendo su estancia más placentera. Asimismo, procuraremos realizar su instalación lo más alto posible, no menos de 2,5 o 3 metros, evitando de este modo el ataque de depredadores. 

Y por supuesto nunca la tocaremos, el abrirla estando ocupada supondrá que los pájaros salgan ahuyentados y en caso de estar en periodo de cría abandonarían a los pollos, suponiendo la muerte de estos. Tampoco conviene manipularla en verano o sobre todo en invierno, ya que pueden usarla como refugio, siempre esperaremos a los meses de octubre o noviembre para realizar la limpieza anual necesaria, en la que sacaremos el nido viejo y limpiaremos los restos de posibles parásitos o insectos que puedan haber quedado dentro, limpiando con un paño humedecido solo con agua.